METAFÍSICA & NEUROCIENCIA

GENERALIDADES

La NEUROCIENCIA se ocupa del Hombre, la METAFISICA del Cosmos

RELACIÓN ENTRE METAFÍSICA Y NEUROCIENCIA

Podemos abordar una definición coloquial de la Metafísica: “La metafísica en una enseñanza práctica que resuelve dificultades y hace a la gente feliz”, que es una frase que está en el libro de Pilares de Rubén Cedeño.

Metafísica es una palabra que viene del latín metaphysica y del griego metapaprusica que quiere decir “más allá de la física” y que es una rama de la filosofía que estudia la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad. La metafísica se estudia en sitios tan diversos como asociaciones civiles y escuelas, el seminario católico o la facultad de filosofía y letras.

Las Neurociencias son un conjunto de disciplinas científicas que estudian la estructura, la función, el desarrollo y la bioquímica del sistema nervioso y de cómo sus diferentes elementos interactúan dando lugar a las bases biológicas de la conducta.

Podemos decir que la Metafísica estudia el cosmos que es lo que está más allá de la física y la Neurociencia estudia al ser humano, específicamente a la mente y el cerebro. Entonces la conexión con la energía cósmica universal, con los planos superiores se produce en el cerebro del hombre a través de su mente. Podemos vivir conectados con el cosmos, pero la conexión está en el cerebro. Si no conoces tu cerebro y no aprendes como funciona, no vas a tener una mente eficiente, porque la mente se codifica a través del cerebro. Así que todo lo que pongas en tu mente o mejor aún, todo lo que tu mente ponga en tu cerebro, se va a manifestar en tu mundo. Si tu cerebro funciona ordenadamente habrá armonía en tu vida.

Si sabemos cómo funciona todo esto, lo podemos cambiar positivamente a través de la conciencia. Lo bueno de la neurociencia aplicada a la Metafísica, es que nos ayuda a aplicar la Enseñanza sin necesidad de ser científicos para entenderla. Esto es Neurociencia “de a centavos” como decía Conny Méndez, para que todo el mundo pueda entenderla y aplicarla.

OBJETIVOS:

La Metafísica y la Neurociencia, tienen objetivos en común:

  • Resolver situaciones.
  • Tomar decisiones eficientes.

Podemos estudiar Metafísica para resolver situaciones en nuestra vida, pero solamente lo haremos tomando decisiones eficientes. Las decisiones equivocadas no resuelven nada.

 

PSICONEUROFISIOLOGÍA:

La Psiconeurofisiología es una rama de la Psicología Clínica. Es una especialidad alimentada interdisciplinariamente por la Medicina, la Neurología y la Psicología Social.

Las conclusiones presentadas en congresos internacionales, donde participaron eminentes profesionales y científicos de cada una de estas áreas, afirman que:

“el pensamiento no solo determina los hábitos y el comportamiento, sino también el funcionamiento del organismo”.                 “en la mente pueden iniciarse tanto los estados de plenitud y felicidad, como trastornos de tipo ansioso/depresivo”.

  

VER LOS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS:

El movimiento de nuestros pensamientos y emociones, antes solo se podían conocer por los relatos del sujeto en estudio, pero hoy, gracias a la Resonancia Nuclear Magnética – RNM, se pueden ver, cuantificar y calificar de forma precisa.

De estos estudios, los neurocientíficos han podido obtener información de cómo funciona nuestro cerebro y han diseñado técnicas para que seamos más eficientes reduciendo el estrés, – resultado del mal uso de la máquina, aumentando el bienestar y la armonía en quien las aplica.

 

MENTE Y CEREBRO

La comprensión de nuestro mundo material como así también del Universo que nos rodea, es un proceso complejo que se codifica a través de nuestro cerebro. Por ello nos conviene conocer sus mecanismos para que la visión de la realidad nos llegue sin distorsiones.

Antes de la RNM se sostenían algunos postulados como: “no utilizamos todo el cerebro”. Hoy sabemos que, “SI” utilizamos todo el cerebro, lo que sucede es que solo podemos usar el 2% de sus capacidades a la vez. Si nos hacemos a la idea de que el cerebro es un conjunto de bombillas que se encienden cuando este se utiliza, podemos inferir en que se puede encender el 2% de esas bombillas a la vez. Cuando se sobrepasa este porcentaje suceden principalmente dos cosas:

  • Se pierde efectividad.
  • Se genera estrés.

Si bien este porcentaje es estadístico y bastante preciso, se puede incrementar con el estudio y la aplicación de técnicas sencillas.

Hay que comenzar por acostumbrarse a que la mejor manera de no superar ese 2% que reducen nuestra efectividad y aumenta el estrés, es llevar la atención y ocuparse de una cosa a la vez. Este sencillo precepto es conocido desde hace siglos por las filosofías orientales como “desarrollo de la conciencia unidireccional”.

LEYES MENTALES

Más adelante veremos que la mente No es el cerebro, si bien este último es quien codifica “sus señales”.

La Mente, como todo, tiene sus Leyes. En este tratado iremos abordando las tres más importantes que son las que fundamentan los hábitos positivos que se pretenden adquirir. Ellas son:

  1. Ley de Pensamiento Unidireccional.
  2. Ley de Memoria Elástica.
  3. Ley de Sustitución.

Primera Ley mental:

LEY DE PENSAMIENTO UNIDIRECCIONAL:

“La mente solo puede energizar un pensamiento por vez. Si se intentan dar dos órdenes al cerebro, este se bloquea descartando ambas”. Ley del 2%

“Solo se puede llevar la atención de la consciencia hacia una dirección, hacia afuera o hacia adentro, a lo constructivo o a lo negativo”.

“Si se intenta abordar más cosas a la vez la mente bloquea al cerebro dando origen al de Síndrome de APC- Atención Parcial Continua” – que desarrollaremos más adelante.

Podemos hacer una sola cosa a la ves de manera eficiente. Podemos ocuparnos de nuestro trabajo, o de lo que se dice de él, podemos ocuparnos de mejorar o estar pendientes de la opinión de los demás, podemos analizar nuestros resultados o estar pendientes de lo que se dice en la televisión, pero NO AMBAS AL MISMO TIEMPO y lo que nos conviene es trabajar con toda nuestra energía en aquello que podemos modificar, o sea, nosotros mismos.

 

¿CEREBRAL O MENTAL?

Diferencia entre mente y cerebro.

El cerebro está compuesto de tejidos como las células nerviosas, vasos sanguíneos, nervios. Es el hardware de un ordenador: los transistores, los cables, la carcasa, la parte tangible. Tiene que estar en perfecto estado para que el software, la mente, pueda operar.

La mente es el software: son los programas que trabajan a través del hardware que es el cerebro.  Es un cuerpo sutil, es la comprensión no está en el cerebro, pero se manifiesta a través de él. Es el Word, Power Point, Whatsaap, que utilizamos para fucionar.

El cerebro vive en el corto plazo, vive en el ahora, porque es limitado, es material y su meta es sobrevivir a través del ahorro de energía. Es como un bebé que cuando tiene hambre llora como si se fuese a morir, porque piensa que se va a morir, porque detecta la falta de alimento. El cerebro es igual, cuando está cansado y advierte falta de glucosa y oxígeno se estresa primero y desconecta después, como mecanismo de supervivencia.

La mente vive en el largo plazo, no tiene apuro. La mente no piensa en morir, piensa en trascender.

El cerebro solo maneja dos términos: el placer y el sufrir. Quiere tener placer todo el tiempo, entonces se acerca al placer y cuando ve que va a sufrir, se aleja de los objetos que lo amenazan.

En cambio, la mente lo que quiere es aprender, mejorar; por eso muchas veces que el cerebro y la mente no están en sintonía. El cerebro se quiere desconectar y la mente sabe que tiene que comprender, darse cuenta, evolucionar y todo esto implica cambios y gasto de energía que el cerebro se niega a asumir.

El cerebro es reactivo, reacciona a estímulos una vez que ya se han producido, la mente es pro-activa, se anticipa a los hechos, observa e impele a la acción.

Cerebro y Mente son un binomio indivisible. El uno no es nada sin la otra y viceversa. Así como necesitamos un ordenador más eficiente para poder hacer cosas más innovadoras y ser mejores, así también tenemos que tener un cerebro más ordenado para que la mente se pueda expresar más eficientemente a través de él, y la mente eficiente dará paso a la acción de la Consciencia.

“Todo ser humano puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”. Santiago Ramón y Cajal.

TRES CEREBROS – TRES MENTES

Cuando en ciencia se habla de evolución, es porque el hombre y también su cerebro ha pasado por etapas de desarrollo similares a los animales. La historia de nuestro cerebro actual empezó hace 500 millones de años con el desarrollo del cerebro atávico. Es el cerebro más primitivo del ser humano que se conoce también en la literatura como reptiliano, porque es igualito al que tiene un cocodrilo. Es donde están grabados los mecanismos de defensa y auto preservación, que permiten que podamos seguir viviendo en este mundo.

En él se recoge la conducta instintiva: hace frio me abrigo, hace calor me desabrigo, viene un tsunami, viene un animal salvaje corro y me meto en la cueva, era lo que hacían los trogloditas, los hombres primitivos. Es la conciencia de supervivencia de la manada, en que el que era diferente era peligroso y se lo marginaba como mecanismo de defensa. Muchas personas ven sangre y se desmayan, así baja la tensión arterial y puede evitarse que se desangren. Es un mecanismo de supervivencia.

El segundo cerebro es el límbico (CL), se desarrolló hace 200 millones de años, y por así decirlo, se montó sobre el anterior y lo complementó. Esta parte del cerebro, genera y regula las emociones y es similar al que tienen los mamíferos. Es donde están los arquetipos emocionales: tiene grabado lo que es bueno, malo, lo que es el amor o el odio; aquí tienes grabados los sentimientos. Nos otorga el sentido de pertenencia a la manada y es de donde surge la tendencia de hacer lo que hace el grupo para sentirnos seguros e integrados, pero a la vez hace que la gente se deje llevar y tome decisiones sin reflexionar, arrastrados por la masa. Influencia en las modas y el “qué dirán” y condiciona muchas de nuestras decisiones y las de nuestro entorno.

Luego hace 100.000 años, surgió la parte más nueva de nuestro Cerebro: el córtex, que es lo que verdaderamente nos hace ser seres pensantes. Este cerebro y más específicamente el Cortex Pre Frontal(CPF) es el asiento de la razón. Es donde están los arquetipos mentales, lo que pensamos de las cosas, las ideas preconcebidas de todo lo que nos rodea, que también nos condiciona a la hora de actuar. Es el asiento de la mente que todo lo califica dando forma a lo que percibimos a través de los sentidos.

 

TRES ESTRATOS DE LA MENTE:

La mente es el campo de estudio de la Psicología, pero hoy las Neurociencias, contribuyen en gran medida a la comprensión de sus más intrincados mecanismos. Las tendencias actuales proponen dividir a la mente en:

  • Mente inconsciente: todo aquello que ignoramos pero que determina nuestro comportamiento. Es el terreno de los ¿Por qué?, de las causas primarias de nuestro proceder. Tiene asiento en los cerebros atávico y límbico y se la relaciona con la EQ o inteligencia emocional. Puede hacerse consciente mediante la observación, la reflexión y la meditación.
  • Mente consciente: es todo lo que podemos advertir. Se nutre de los órganos de los sentidos que nos brindan información, materia prima para la construcción de los arquetipos que regirán el comportamiento. Es el terreno del “Qué”, de los efectos que vemos en nuestro mundo y se la relaciona con la IQ o inteligencia racional o intelectual. Tiene su expresión a través del CPF.
  • Mente Supra consciente: es la mente que se abstrae de pensamientos y sentimientos y observa, sin juicio. Es el asiento del Ser, la acción de darse cuenta del inconsciente y del consciente y como esto nos condiciona. Los neurocientíficos y los psicólogos transpersonales (rama de la psicología que integra los aspectos espirituales y trascendentes de la experiencia humana con el marco de trabajo e investigación de la psicología moderna) la asocian con la SQ o Inteligencia Espiritual. “El supra consciente es el motor que transforma lo inconsciente en consciente mediante la observación.”

Es muy importante conocer nuestra mente y así llegar a comprender cómo piensan los demás como una herramienta más en el desempeño de nuestra labor.

MODELO DEL ICEBERG

El modelo del Iceberg es una herramienta usada por la Psicología Clínica y Social y se implementa frecuentemente en diversas organizaciones humanas como las empresas, escuelas y universidades. Es la unión de conocimientos sobre la mente, el cerebro y los distintos tipos de inteligencias, aplicados al comportamiento humano. Es la forma en que los datos aportados por la Neurociencia, se verifican en nuestra vida cotidiana.

Al igual que un iceberg tiene un 85 % de su estructura debajo del agua, una persona tiene la mayor parte de si, oculta. Nuestros pensamientos y emociones están fuera del alcance de los demás y la mayoría de las veces, son ignorados hasta por nosotros mismos. No es solo que no se ven, es que, la mayoría de las veces, no se quieren ver, porque no se sabe cómo solucionar lo que allí habita.

Si bien esta parte permanece oculta, es el origen y sostén de lo que se puede ver de nosotros: el comportamiento y los hábitos, que finalmente determinan los RESULTADOS.

Cómo profesionales de la salud vemos el 15% de un paciente, cuando entra en la consulta: como entra, como está vestido, como habla, si te mira a los ojos, o baja la mirada, los hábitos y el comportamiento. Pero nunca debemos olvidar que ese 15% visible, obedece al 85% que permanece oculto. Lo mismo con los alumnos, los amigos y familiares.

Si adquirimos destrezas en conocer cómo funciona ese 85 % de emociones y pensamientos, nos será más fácil modificar positivamente el 15% de los resultados. Si pasamos esto por alto, el cambio será superficial y la situación se reconducirá al punto de partida.

En ese modelo del iceberg podemos decir que lo que está sumergido es el inconsciente que se expresa a través del CL, y lo que se mantiene fuera del agua es el consciente que habla a través del CPF. El agua que rodea toda la parte sumergida de todos nuestros icebergs es el inconsciente colectivo que se asienta en el cerebro atávico como parte de la conducta instintiva e irreflexiva.

Es por eso que muchas personas caen en conductas ilógicas arrastradas por la marea de pensamientos, emociones, opiniones y comportamientos de los demás: se compran casas y coches que no se necesitan, celebran fiestas sin saber su significado, se casan con personas equivocadas y tienen trabajos que no desean. Esta conducta inconsciente tiende a igualarse a la manada para no ser rechazado. Estos comportamientos se arrastran desde el momento que estas partes del cerebro se desarrollaron hace miles de años.

La mente supra consciente, es el aire que sale del agua y rodea al iceberg. Es la parte de nosotros que, mediante la observación de estos procesos, se da cuenta de ellos y los entiende, desmontando mecanismos obsoletos que nos hacen sufrir. Es la mente más desconocida y la que menos se utiliza. La Mente Superior o abstracta es donde habita justamente la Supra Consciencia, que es el “darse cuenta” de las cosas, darse cuenta de que emoción tenemos, por qué estamos tan cansados, la razón del enojo, del miedo; y poder solucionarlo. Es la conciencia que sostiene:

“El CEREBRO humano es el escenario donde MENTE y EMOCIONES libran su particular batalla”. Diego Stancampiano

¿COMO SE CONDICIONA NUESTRA REALIDAD?

Las Tres mentes y los Tres cerebros son los principales condicionantes de nuestra realidad, y su conocimiento es la llave para el éxito, individual y colectivo.

En el actual desarrollo del hombre el cerebro atávico se ha fundido y ha pasado a formar parte del límbico, razón por la cual me referiré solo a dos cerebros

El CPF y el CL tienen tres parámetros que marcan las principales diferencias entre ellos. Ambos tienen:

  • Responsabilidad en un nivel de gestión.
  • Un mecanismo de ahorro energético.
  • Una química específica con sus neurohormonas y neurotransmisores determinados.

El CPF es responsable de la gestión del pensamiento, su mecanismo de ahorro de energía es el Automatismo a través de rutas y redes neuronales y su química se basa en el eje Dopamina – Adrenalina (más noradrenalina y cortisol), principales responsables del estrés o la depresión.

Por otra parte, el CL es responsable de la gestión de la emoción y la construcción de los sentimientos, su mecanismo de ahorro de energía es la distracción y la “promesa de placer” y su química se basa en el predominio del eje Serotonina/Melatonina, responsable del descanso y la salud física y mental.

Estas acciones de la mente a través del cerebro y la acción de los arquetipos o prejuicios mentales y emocionales condicionan todas las actividades del hombre, su desempeño y su resultado.

A continuación, estudiaremos cada componente de este complejo sistema y veremos cómo condicionan nuestra visión de la realidad.

CÓRTEX PRE FRONTAL – CPF

Representado por las siglas CPF, esta parte del córtex, se encuentra detrás de la frente y es el cerebro más nuevo, y a diferencia de los coches, que mientras más modernos, son más eficientes y consumen menos; es el cerebro más inexperto, el menos eficiente, el que gasta más energía y se cansa más.

Sus tareas principales, en orden creciente de gasto energético, son:

  • Comprender,
  • Memorizar lo comprendido,
  • Recordar lo que se ha memorizado,
  • Inhibir las distracciones,
  • Tomar decisiones.

¿Qué hace el córtex prefrontal? Hace cinco cosas, lo primero es comprender. Cuando estamos estudiando, o escuchamos algo nuevo el cerebro está haciendo un esfuerzo para poder entender de lo que se está hablando.

Pero después tiene que memorizar lo que quiero aprender, esa es la segunda tarea. Hay una parte de tu cerebro que está diciendo: “esto lo tengo que retener, de esto me tengo que acordar porque esto realmente me sirve”.

La tercera tarea es recordar. Una cosa es grabar y otra cosa es darte cuenta donde lo has grabado. Por eso si tenemos el material de estudio el cerebro se relaja, y no tiene que estar tomando apuntes, ni con miedo de que esto lo va a perder y se va a quedar sin saberlo, por eso es muy importante tener libros y estudiar de ellos, después de cada actividad de aprendizaje.

La cuarta tarea es inhibir. Ésta nos lleva muchísima energía. Si se está en una conferencia, o en el cine y está entrando gente, hablando y haciendo ruido, ustedes para poder comprender, memorizar, y recordar, tienen que inhibir todo ese desorden. Ese gasto de energía puede superar el 2% y estresar al cerebro. Por eso es tan importante el silencio durante el proceso de aprendizaje.

En una Actividad pedagógica o una reunión de estudio, no se puede estar hablando ni comiendo chicle, porque el cerebro gasta mucha energía en inhibir lo que no le importa, lo que no necesita del entorno. Cuando se está en un proyecto y la gente viene y te hablan negativo con respecto a él, el cerebro está inhibiendo esas cosas que no queremos y gastamos mucha energía. Ese inhibir no solo es externo, sino interno cuando quieres detener esos pensamientos que te llenan de miedo e incertidumbre cuando enfrentas determinadas situaciones.

La quinta función es la que más energía le insume al cerebro: tomar decisiones. Por eso es que nos cuesta tomar decisiones. No quieres tener que hablar con el dueño del piso para que te baje el alquiler, no quieres ir a una reunión donde tienes que tomar una decisión importante. Muchas veces los empresarios contratan empleados para que decidan por ellos. Porque es más fácil, porque al cerebro lo que más le cuesta es tomar decisiones.

Para tomar decisiones tienes primero que comprender qué es lo que vas a hacer a la mañana, por eso las decisiones las vas a tener que tomar a la mañana. No quiere decir que las tengas que se ejecutar a la mañana. Entonces cuando tú tienes que tomar decisiones, tu cerebro tiene que comprender, memorizar cosas, recordar, e inhibir lo que no quieres hacer, y decidir lo que vas a realizar. Por eso es que el desayuno es lo más importante, porque vas a planificar tu día.

Estas cinco tareas son necesarias para:

  • Pensar creativamente.
  • Plantear objetivos.
  • Planificar y Visualizar nuevos retos.
  • Ser eficientes para resolver situaciones.
  • Evolucionar

El decidir es la tarea más compleja que realiza el cerebro, es la consecuencia de las cuatro anteriores y como es la más cara energéticamente, es la que menos le gusta. El CPF, a menudo deja elegir al límbico que se ha erigido en base a arquetipos adquiridos en la manada que lejos están de la supra conciencia y de lo que es más conveniente a cada individuo. En general, se buscará que decida otro:

“Cuando vamos a presentar el resultado de una prueba en una rehabilitación estética, en odontología propongamos al paciente que venga acompañado y reciba el apoyo y aprobación de al menos un miembro de su núcleo cercano”. Esto le dará seguridad.

Debemos recordar que:

“El que consume energía es el Cerebro NO la Mente. Si el alimento del cerebro es limitado, la ATENCIÓN también lo es”.   “Agilmente”, Estanislao Bachrach

Por esto debemos ocuparnos de aquellas cosas que podamos cambiar, que estén en el presente y que sean constructivas. Si utilizamos la capacidad del cerebro en cosas secundarias y fuera de nuestro alcance, cuando necesitemos afrontar lo importante, el CPF estará cansado y será ineficaz en sus tareas.

 

AUTOMATISMO

El CPF tiene un mecanismo de ahorro de energía que es el “AUTOMATISMO” o pensamiento mecánico. Todos los pensamientos que se automatizan dejan de hacerse de forma consciente, y pasan del CPF al CEREBRO LÍMBICO como parte de la “conducta refleja”.

 

RUTAS NEURONALES

Las Rutas Neuronales (RN) son el “camino” del CEREBRO para automatizar los pensamientos. Son la base de los Arquetipos descriptos por Carl Jung y hacen que el cerebro no tenga que PRESTAR ATENCIÓN ni ESTAR CONSCIENTE permanentemente lo que le consume mucha energía.

Cuando recibimos un estímulo las neuronas se despolarizan siguiendo una ruta preestablecida por “pensar siempre de un modo”. Estas neuronas por vibración y cercanía, despolarizan a otras formando una red neuronal

Cuando nos detenemos a observar los pensamientos, palabras y actos que realizamos, podemos cambiar esa programación y de una forma sostenida, “obligar” a que esa primera neurona se conecte con otras, despolarice otras áreas generando un cambio de conducta.

 

¿CUÁNDO AUTOMATIZAR?

Por supuesto que hay cosas que podemos automatizar. Cuando algo funciona tenemos que buscar la forma de que eso sea reproducible y allí surgen los PROTOCOLOS DE TRABAJO. Estos se basan en la experiencia y evitan que, ante una situación, se tenga que improvisar generando estrés y equivocaciones. Así se crean los Manuales de Procedimiento para cada cosa.

“TODO TIENE QUE TENER UN PROTOCOLO”, desde cómo se atiende el teléfono, como se sienta a la mesa, cómo comportarse en la ópera, cómo estar en una conferencia, hasta la intervención quirúrgica más compleja.

Estos protocolos y manuales de procedimiento se irán revisando, mejorando y actualizando según las necesidades, cosa que el cerebro pocas veces hace y conserva rutas neuronales obsoletas.

¿Porqué nos cuesta tanto eliminar viejos hábitos de pensamiento?

Segunda Ley Mental:

LEY DE MEMORIA ELÁSTICA:

  • La mente tiende a volver a pensamientos antiguos y sostener arquetipos arraigados.
  • Cuando los conceptos no se someten a la comprobación de la vivencia, aunque no sean Verdad, construyen redes con otras estructuras mentales similares y se arraigan.
  • Un pensamiento nuevo o diferente será más difícil de aceptar, aunque encierre una Verdad.

Las personas que piensan siempre igual hacen que sus rutas neuronales produzcan siempre la misma secreción y el organismo se acostumbre a ella en lo que se conoce como psiconeuroadicción. O sea que la tendencia a persistir en hábitos y conductas negativas no solo es mental, sino también química.

Veremos personas que son “adictos” a quejarse, a ponerse en “posición de víctimas” y otros que debido al aburrimiento y vacío que les produce su vida, buscan algo que les “active” como los deportes de riesgo, o a las discusiones, haciéndose adictos a la adrenalina. Es debido a este mecanismo que las personas se vean envueltas en situaciones que piensan que no pueden manejar, evitar o solucionar y se resignan a sufrir.

El ESTUDIO y la OBSERVACIÓN constante hacen que la mente cree CONSCIENTEMENTE nuevas RN. Esto es lo que se conoce como RECONEXIÓN NEURONAL Y PLÁSTICA CEREBRAL.

 

RECONEXIÓN NEURONAL Y PLÁSTICA CEREBRAL

Si nos ponemos a observarnos, nos sorprenderemos diciendo y pensando cosas muy negativas. Hay que entender que esta no es una situación real del ahora, sino una programación grabada: – “En invierno me enfermo”, “a fin de mes no hay dinero”, “los hombres son malos”.

Hay que desconectar esa ruta y crear otra, hablando, mostrando, actuando en consecuencia. Estos conceptos tienen que irse modificando por la experiencia, por lo que hagamos y no por lo que digamos. El cerebro es plástico, pero hay que enseñarle un nuevo camino para conectar nuevas áreas.

Albert Einstein dijo: “La MENTE que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”.  Lo que no aclaró es que hay que hacer el esfuerzo de mantenerla abierta.

No es aconsejable luchar contra estos arquetipos, porque se afianzan. Es como que te digan: “no pienses en el terrible dolor de muelas que tienes”, pues inconscientemente, te lo están recordando. Lo que hay que hacer es cambiar esta programación por otra.

NO es útil luchar contra las ideas que traen los alumnos, familiares, amigos o pacientes, hay que mostrarles otros caminos, repetidamente, para que su mente los acepte, “sin luchar”. Cambiar arquetipos arraigados es un trabajo que requiere un método preciso y sostenido con constancia.

 

Tercera Ley Mental:

LEY DE SUSTIRUCIÓN:

  • La forma de eliminar una idea, pensamiento, o arquetipo NO es combatirlo, sino cambiarlo por otro.
  • Cuando se lucha por desterrar un concepto, queda en la mente un vacío que se vuelve a llenar con otro pensamiento de una naturaleza similar al que se eliminó.
  • Si eliminamos esa idea y colocamos en su sitio la idea opuesta en positivo, la materia mental se ordena nuevamente.

 

NO HABLAR DE PROBLEMAS – HABLAR DE SOLUCIONES

No va a cambiar tu vida sino cambian tus actos. Cuando revisamos a un paciente en consulta y le decimos claramente – “si usted quiere mejorar su salud tiene que cambiar sus hábitos de higiene” y el paciente decide que no los va a cambiar, pero piensa que puede estar sano, eso es una cuestión ilógica.

Si seguimos resistiéndonos hacer los cambios que tenemos que hacer, sencillamente la vida no nos va a cambiar. “No eres tú, es tu cerebro”, dice Estanislao Bachrach.

 

CONSTRUCCIÓN DE LOS ARQUETIPOS

Gran parte de nuestro pensamiento operativo está construido por grabaciones que nuestros padres, abuelos, hermanos, profesores, fueron haciendo desde que éramos muy pequeños. Cómo estas ideas venían de personas de nuestra confianza, el cerebro no las cuestionó y se grabaron en lo más profundo del inconsciente siendo responsables de la conducta refleja que nos hace actuar sin reflexionar en base a “pensamientos de otros”.

Esto es como un muro de ladrillos, mientras más bajo en la pared se encuentre el ladrillo, más tiempo lleva el cemento endureciéndose y más ladrillos soporta por lo que es más difícil de cambiar ya que habría que quitar más ladrillos o sea modificar más arquetipos.

Cuando dejas de ver lo que hacen o dicen los demás tienes mucho tiempo libre para ver que arquetipos estás construyendo o sosteniendo y tienes una oportunidad de hacerlo mejor. Lo mismo pasa con quienes nos rodean. No tenemos que obligar a que decidan, solo mostrarle que sus decisiones anteriores los han llevado a dónde están y tienen la oportunidad de cambiar a mejor con nuevas decisiones.

 

PENSAMIENTO ENDOGÁMICO

No juzgamos las cosas porque sean ciertas o falsas, sino por que estén o no de acuerdo con lo que nosotros pensamos.  Esto es muy peligroso, porque si ese pensamiento nuevo encaja en nuestras estructuras arquetípicas lo aceptamos y si no está de acuerdo lo rechazamos, sin importar si es útil o verdadero o si es el camino al éxito.

Es un mecanismo del cerebro para evitar tener que moldear o modificar sus arquetipos, para poder incluir nuevas ideas. Así se pierde la oportunidad de aprender o de desarrollarse sencillamente porque lo nuevo que está viniendo a nuestras vidas es diferente a lo que se tiene programado.

Algunas culturas antiguas no se mezclaban con otras razas porque pensaban que iban a mantener sus cualidades, y que lo diferente los contaminaría. La endogamia era practicada por tribus antiguas que se casaban entre ellos y eso causó que se extinguieran, porque fueron en contra de la evolución. El ser humano ha evolucionado porque se ha mezclado y ha incorporado cualidades de todas las razas y de todas las culturas, igual las especies.

Con el pensamiento ocurre lo mismo: si no se es flexible y se cambia, no hay evolución posible. Lo que se queda quieto, primero se endurece y luego muere.

Entonces el pensamiento endogámico es como la “mente tetrix” o la mente “candy crush”. Si se tiene la mente estructurada, con preconceptos sobre lo que está bien o está mal, lo que es bello o feo, moral o amoral y no se está consciente de esto, puede llegar la solución que se necesita, pero el cerebro lo descarta y lo rechaza.

Entonces ese pensamiento endogámico a nivel mental hace que esas redes neuronales que están en la parte física, en el cerebro, engrosen sus conexiones y se van construyendo arquetipos para todas las cosas.

Estos arquetipos van formando una programación, que es la que va tomando decisiones, no la persona. Esa programación dice qué es lo que se tiene que estudiar o en que conviene trabajar, la edad a la que hay que casarse, tener los hijos, cuándo te tienes que comprar un perro y un coche para llevar a los hijos y el perro, coche que tiene que tener siete plazas y ser ecológico, y suma y sigue.

Esta programación le da autoridad a quien la creó y es sostenida por toda persona que no se detenga a tomar decisiones conscientes. Así surge la autoridad religiosa, política, científica, moral.

La única autoridad positiva es la que se crea por la lógica, el sentido común y la experiencia propia; y no por la obediencia ciega.

“Cuando un paciente comprende la razón de un tratamiento, de sus tiempos y sus costes, esa no es una idea impuesta que se obedece ciegamente, sino que pasa a ser un proyecto compartido y aceptado por qué es lo que más le conviene y no solo porque lo diga alguien que sabe más que él.” Diego Stancampiano.

Mucha gente le da autoridad a la economía, o la enfermedad y construyen su vida entorno a la limitación que esa autoridad le impone. Así la familia, la hipoteca, la comunión del niño, son bastiones inexpugnables en la vida de las personas y cosas más importantes como la salud, o la sabiduría, quedan en un segundo o tercer plano. Esos arquetipos van determinando que no se haga lo que se quiere hacer, si no lo que el cerebro dice que se haga.

 

ZONA DE CONFORT

Se conoce como zona de confort al conjunto de límites que inconscientemente y sutilmente, la persona acaba por poner al ámbito de su existencia. El acomodo de aquellas personas que han renunciado a tomar iniciativas que les permitan gobernar sus vidas.

Aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida, justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir.Vivir es atravesar un proceso evolutivo a través de la conciencia, lo que hace la mayor parte de la humanidad – como dice Mario Aguilera, es “durar”, siempre en su zona de confort, porque nadie los ha pinchado para que salgan. Hay un refrán que dice que “alumno cómodo, no aprende”. Los desafíos y los nuevos retos incomodan al cerebro, pero refrescan la mente.

“Acérquense al borde, les dijo. No podemos, tenemos miedo, contestaron. Acérquense al borde, repitió. Y se acercaron. Él los empujó… y levantaron vuelo”. Apollinaire.

 

ESTAR OK

“Un cerebro que encuentra una forma OK para su vida, es un cerebro que no busca una forma mejor para su vida”. “Agilmente”, Estanislao Bachrach             

 

“OK”, es una sigla o abreviatura para “Cero Killed”, cero soldados muertos. Venían los soldados de una batalla y decían estamos OK (cero muertos), pero no estaban nada bien, estaban heridos, alterados psicológicamente, pero como había cero bajas, se decía: – “estamos OK”.

Y preguntas a alguien ¿cómo estás? La respuesta es automática:  ok, bien.  Mentira, no se está bien, no se sabe a dónde se va, porque no se tienen metas que respondan a objetivos, por lo que se está emocionalmente mal. “Mal, pero acostumbrado”.

El cerebro dirá OK pero la persona no está bien.  Su cerebro se ha acomodado de alguna forma al entorno, a veces con un estrés y secreción enzimática y hormonal tan alterada que le va a traer un deterioro de la salud a largo plazo.

No hablamos de inconformismo, hablamos de mejorar continuamente, disfrutando y sin sufrimientos.

TRES HÁBITOS PARA MEJORAR RAPIDAMENTE

  1. OBSERVAR
  2. ETIQUETAR
  3. GESTIONAR

Hay tres hábitos que nos permitirán desmontar el pensamiento automático, la distracción y la emoción descontrolada.

 

OBSERVAR

Lo Primero que nos conviene es auto observarnos habitualmente, darnos cuenta los prejuicios que tenemos, las limitaciones autoimpuestas, los temores infundados que han sido creados y almacenados por años en nuestro cerebro y son responsables de nuestra conducta. Cuando comencemos a implantar esto como una gimnasia. seremos capaces de detectar estos factores en los demás, y así llegar a una comprensión más profunda de los comportamientos en la práctica diaria. La observación es el primer paso hacia la sabiduría que erradica la ignorancia y el sufrimiento. Observar no es juzgar ni calificar, es ver el contenido psicoemotivo y darse cuenta de la relación entre causa y efecto en todo lo que nos sucede.

 

ETIQUETAR

Cuando a través de la observación propia y de los comportamientos del entorno, llegamos a precisar qué nos pasa y por qué nos pasa, logramos “etiquetar” la situación y descubrimos que es lo que está sucediendo.  No es lo mismo estar desilusionado que triste, o furioso, o desmotivado o deprimido, o eufórico o alegre.

Si pudiéramos ver una RNM en el medio de una crisis emotiva, veríamos como todas las estructuras del sistema límbico, principalmente la amígdala, se iluminan notablemente.

Cuando somos capaces de observar esas emociones y determinar qué es lo que nos sucede quitamos el foco de atención de la emoción llevándolo a la razón, el CPF se ilumina y la amígdala cesa en su actividad.

Esta es una técnica conocida como “labeling”, etiquetar, y consiste en que se le entrega al sujeto o grupo en estudio, una planilla con diferentes tipos de emociones y cada uno debe precisar cuál de ellos está sintiendo. Esto se hace con un casco de RM y se puede observar como a medida que se etiquetan emociones, estas comienzan a disminuir su intensidad.

 

“Cuando me doy cuenta de lo que me pasa,  eso que me pasa, comienza a pasarme menos”.

“Ágilmente”, Estanislao Bachrach

 

Por ello es tan importante que el odontólogo, no solo el personal auxiliar, hablen con los pacientes, les llamen a sus casas para ver cómo se encuentran, sobre todo después tratamientos complejos y dialoguen sobre cómo se sienten en la consulta. Es conocido que cuando el paciente habla con el médico, comienza a sentirse mejor y esto es una realidad comprobable: que “se sienta mejor” no es “porque esté mejor”, sino sencillamente porque sus preocupaciones disminuyen ante la lógica de las explicaciones del profesional y para el cerebro “sentirse bien” es igual a “estar bien”.  Lo mismo nos pasa cuando hablamos de cómo nos sentimos con respecto a los desafíos en los que estamos inmersos.

Si hablamos con los hijos, estudiantes o pacientes de sus miedos e inquietudes, si les demostramos que sabemos cómo se sienten y las razones de sus comportamientos, veremos como el estrés disminuye notablemente y generaremos lazos duraderos tanto en lo profesional como en lo humano.

Cuando se observa todo esto y luego se etiqueta, todo lo que estaba inconsciente se hace primero consciente y luego supra consciente. Es entonces cuando podemos gestionarlo.

 

GESTIONAR

Así llegamos a la parte en que tenemos que dar soluciones a todas nuestras situaciones. ¿Porqué digo situaciones y no problemas? Porque tenemos que aprender a cambiar el chip y darnos cuenta que todo lo que sucede es simplemente una situación a resolver y depende de nosotros convertirla o no en un problema. Según sea la actitud, habrá personas con muchas situaciones a resolver y ningún problema y otras que no tengan mucho que gestionar, pero todo lo convierten en un problema.

Como los niños en el colegio resuelven problemas de matemáticas para aprender, nosotros en la vida, nos hacemos más sabios y más eficientes cuando aprendemos a solucionar situaciones sin generar problemas ni estrés.

Gestionar, no es sinónimo de solucionar. Si un estudiante no tiene tiempo o interés en aprender, no es nuestra tarea el solucionar eso y lo que hay que gestionar son nuestras expectativas al respecto y recordar que cada cual tiene su libre albedrío.

 

SÍNDROME DE ATENCIÓN PARCIAL CONTINUA

Es un conjunto de síntomas que se originan en forzar al cerebro a hacer muchas cosas a la misma vez. Es estar continuamente atento, en parte, a muchas cosas. Hemos mencionado que para estar operativo con su 2 % el cerebro apaga funciones y enciende otras, apaga y enciende, apaga y enciende; y esto prolongado en el tiempo aumenta el estrés y reduce la eficiencia.

No es viable ver los correos en el ordenador, hablar por teléfono fijo y dar citas a la vez porque en realidad el cerebro no lo hace todo junto. Apaga la atención del ordenador, enciende la llamada, apaga la llamada y enciende la cita, apaga la cita y enciende el ordenador.

 

INTERFERENCIA DE LA TAREA DUAL.

Esto lleva a lo que se conoce como Interferencia de la Tarea Dual. Los neurocientíficos han demostrado que si se hace una solo tarea a la vez tenemos un 100% de posibilidades de hacerla correctamente, pero si sumamos una segunda tarea, esta interfiere con la primera y la efectividad en ambas cae al 50 %.

 

NO MULITASKING

El cerebro no tiene la capacidad de ocupación múltiple o multitasking, y cuando sobrepasa su cupo del 2%, reacciona como un ordenador que tiene muchos programas en funcionamiento: primero va más lento y finalmente se bloquea.

Cuando el CPF se ve desbordado da la señal de que “todo es grave, todo es urgente”, aumenta la secreción de Adrenalina y Cortisol y se produce un estrés químico con la sensación artificial de crisis constante.  Cuando las hormonas se agotan el efecto rebote es la depresión del sistema. Por eso se recomienda:

  • Hacer una sola cosa a la vez.
  • Hacer lo urgente y más importante.
  • Vivir en el ahora.

Si tú estás pensando en lo que hiciste, no estás en el ahora y te equivocas y sufres y si estás pensando en lo que vas a hacer, tampoco estás aquí, te equivocas y sufres, entonces la única alternativa posible es vivir el ahora. Si estás descansando piensas en el trabajo, y cuando estás en el trabajo piensas en que tendrás que hacer la comida, cuando estés comiendo pensarás en quien lavará los platos, y así se vive con angustia.

El SER es la expresión armónica de una persona que vive en el presente, por eso es Ser y no “seré o “fui”.  Planificar es presente, no es vivir el futuro. Planificar no genera estrés porque es asegurar en el ahora, un futuro tranquilo y eso genera dopamina y adrenalina de manera controlada, o sea eustrés. Se planifica para que cada presente que venga sea ordenado y se pueda hacer una cosa por vez sin agobios.

Si nos ocupamos de muchas cosas a la vez, tratando de anticiparnos a lo que va a venir, nos olvidamos de lo más importante que es lo que tenemos entre manos ahora, así las probabilidades de equivocarnos aumentan.

 

FACTORES DE ESTRÉS

 

  • Interno: actitud ante el desafío.
  • Externo: el entorno, la familia, el trabajo, los amigos.

 

¿Cómo gestiono mi medio interno?, ¿Cómo gestiono el entorno? Gestionando el primero se acomoda, en gran parte, el segundo. Para ello hay que asumir nuevos paradigmas:

  • Podemos ser más eficientes.
  • Podemos equivocarnos y aprender.
  • Podemos ser más exitosos.
  • Podemos ser más felices.

Podemos lograr esto con una correcta organización que se propondrá en “Dieta Mental en 5 pasos”.

 

QUÍMICA DEL CPF

EJE DOPAMINA – ADRENALINA:

 

Cada parte del cerebro se relaciona a una secreción química más o menos específica. La del CPF se relaciona con el denominado eje Dopamina/Adrenalina, relacionado con el estrés.

La dopamina es responsable del aprendizaje, el sentido del humor, la atención y la motivación.

La Adrenalina, como parte de las hormonas secretadas por las suprarrenales, con la noradrenalina y el cortisol, intervienen en los procesos de alerta, aumentan la actividad cardíaca y la vasoconstricción.

Tanto Dopamina como Adrenalina son necesarias en dosis justas para mantener el tono adecuado de todo el cuerpo. Esta activación moderada se conoce como eustrés o estrés positivo y es necesaria para enfrentar situaciones y salvarlas exitosamente. Cuando ambas se elevan por un inadecuado ritmo de trabajo, una función cerebral descontrolada, falta de sueño; se produce el estrés.

Cuando el CPF supera el 2%, cae la glucosa y el oxígeno, ambos mecanismos regulados tanto por Adrenalina y Cortisol, como por la dopamina; y saltan las alertas en el cerebro.

 

¿QUIÉN DECIDE?

Ante la pregunta de ¿qué parte de tu cerebro crees que es la que decide, la mayoría de nosotros diríamos que meditamos y reflexionamos antes de tomar una decisión, por lo que sin dudas la tomamos con el CPF, con la razón.

Hemos visto como el CPF condiciona nuestra realidad, pero si pudiéramos hacernos una RNM en el momento de tomar una decisión, veríamos como de repente todas las estructuras del CPF se apagan y se iluminan el tálamo, hipotálamo, el hipocampo y la amígdala, que pertenecen al CL. El 95 % de las decisiones se toman con la emoción no con la razón. La razón se imita a dar la justificación de la decisión que se ha tomado.

Hay una frase de Neuromarketing que dice: ¿cuándo un hombre se compra su primer Mercedes?, ….cuando es un niño, en ese momento te lo compraste porque así lo decidiste, después trabajaste toda tu vida y cuando tuviste una edad considerable lo pagas y te lo dan.

 

“La RAZÓN justifica y concluye, la EMOCIÓN actúa”, “Cuanto más Activo la EMOCIÓN, más Desactivo la RAZÓN. “Ágilmente”, Estanislao Bachrach.

Por ello los anuncios comerciales están destinados a emocionarnos, no a que pensemos. De la misma manera debemos emocionarnos con lo que hacemos para poder transmitir a los demás esa sensación y que sus cerebros elijan hacer lo que es mejor.

“Para el cerebro es más fácil y económico emocionarse que pensar”. D.S.

Si el 95 % de las decisiones las toma el CL, nos conviene conocer cómo funciona.

 

CEREBRO LÍMBICO:

 

El cerebro límbico forma parte del sistema límbico profundo, pero hay más estructuras: tálamo, hipotálamo, hipocampo, cuerpo calloso, mesencéfalo y amígdala.

El CL se desarrolló después que el atávico y antes que el córtex, hace unos 200 millones de años. Es similar al cerebro de los mamíferos. Su secreción de sustancias químicas está determinada en gran medida por el Eje Serotonina – Melatonina. Su mecanismo de ahorro de energía se basa en el sistema de amenaza/recompensa y actúa mediante la distracción.

El CL es el gestor de la emoción, que viene del latín “e-motio” quiere decir “aquello que nos impele a movernos”. Es la emoción la que nos permite tomar decisiones, llevar adelante nuestras ideas y proyectos, y así, dominar nuestro mundo. Hemos venido para hacernos dueños del mundo, y no para que el mundo nos someta.

“Cuando utilizamos el Cerebro límbico, el Córtex prefrontal descansa, pero nos adentramos en el mundo de la emoción”. Ágilmente, Estanislao Bachrach

 

EMOCIÓN Y SENTIMIENTO

La emoción y el sentimiento no son lo mismo. Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto persona, lugar, suceso o recuerdo importante, producen una secreción química que altera el organismo y el estado de atención.

Los sentimientos son el resultado de las emociones que podemos expresar con palabras, gestos y acciones. Si tú estás muy emocionado o emocionado negativamente, estás químicamente alterado y desatento.

Entonces, tú tienes una emoción fuerte, alguien que te grita, y tu organismo reacciona; ¿por qué? Porque tienes tu cerebro muy, muy viejo, entonces el cerebro atávico, el límbico, que son cerebros antiguos, producen una secreción rápida de defensa ante una posible agresión y lo que se tiene es una emoción. Los sentimientos son los resultados de las emociones. Nunca al revés. Un sentimiento viene de una emoción, pero la emoción es la que está antes del sentimiento. Así los sentimientos son el resultado de las emociones que podemos expresar con palabras, gestos y acciones. Tú tienes una emoción y puedes generar un sentimiento de amor o a partir de la misma emoción crear un sentimiento de rechazo.

Las emociones no se pueden reprimir, pero si puedes controlar los sentimientos, mediante la observación. Cuando tú observas las emociones, controlas los sentimientos, porque estos son el producto de las emociones.

El tema es que no observamos suficientemente nuestras emociones y por lo tanto dejamos que los sentimientos se gesten de manera automática.

Cuando estamos muy emocionados, pero no estamos hablando sólo de una emoción positiva, sino cuando estás irritado, o muy triste; la amígdala está muy encendida, pero eso no es bueno porque está secretando cortisol y serotonina en exceso, lo que no te permite tomar decisiones inteligentes.

Emoción, viene de “e motio”, es el mecanismo por el cual tu dominas el mundo porque e -motio se refiere a la fuerza que nos permite movernos; “motio” es movimiento. Es una energía motriz. Si tú no tuvieras emociones no te moverías, por eso las plantas que no tienen emociones porque no tienen cuerpo emocional, no se mueven. Tienen un cuerpo vital pero todavía no tienen un cuerpo emocional desarrollado. Entonces tú te mueves porque tienes emociones. ¿Las emociones son malas? No. Ahora, si tú esas emociones no las transformas en sentimientos constructivos, te vas a mover mal.

En este proceso es muy importante la relación cerebro – hipófisis – tálamo/hipotálamo. La Información que nos llega a través de la vista, el oído, el olfato el tacto y el gusto son procesados a través de la corteza cerebral y depende el estímulo, su grado e intensidad, estimula el tálamo, hipotálamo y la hipófisis. Estos secretan hormonas y neurotransmisores que van al sistema circulatorio, afectan las glándulas de secreción interna y estás regulan la secreción enzimática y hormonal general y producen salud o enfermedad. Eso es lo que se puede mejorar con las terapias complementarias, por ejemplo, con los aromas, la música y los colores. Si estos estímulos son bruscos o groseros, estimularán casi directamente a la amígdala, con una secreción química que determinará una emoción más intensa y más compleja de encausar.
Los sentimientos surgen cuando reaccionamos ante un objeto con una emoción. No todas las personas reaccionan igual ante los objetos porque el que califica ese objeto de bueno o malo, bello o feo, es el CPF y la mente racional según sean sus arquetipos.

El miedo a la oscuridad, al odontólogo o a no llegar a fin de mes, son ideas mentales que producen una emoción. No se da necesariamente por experiencias propias sino lo aprendido del entorno.

Cuando las personas tienen la tendencia a solo prestar atención a lo que quieren escuchar porque es lo que desean, es por el “mecanismo de escape” del CL que plantea todo como amenaza o recompensa.

 

DISTRACCIONES

Así como el córtex prefrontal tiene el mecanismo del automatismo para evitar el estrés, el mecanismo del cerebro límbico es la distracción a través del equilibrio amenaza/recompensa.

Si no se programa un tiempo para el descanso y el ocio, el cerebro se desconectará, distrayéndose en el momento más inoportuno. Las distracciones son la promesa de placer: “estoy harto de trabajar, pero me voy a ir atrás y me voy a tomar un café y seré feliz, entonces se produce una inyección de serotonina. El CL te dice “cómprate la ropa que te gusta”, porque el cerebro necesita ser feliz. La vida moderna es de un ritmo vertiginoso y es importante que esto no debilite al equipo de trabajo, el grupo o la familia. Si detectas que una parte del equipo está sobrecargado, háblale de algo que le guste: la música, si le gustan las bicis o ir a la montaña, y cuando él o ella hable de eso que le gusta, secretará dopamina y serotonina y se relajará.” Igual para los pacientes o los amigos. Por ello te conviene conocer bien a tu equipo y a tu entorno.

 

“LA EMPATÍA ES QUÍMICA Y EMPIEZA EN EL CEREBRO”

 

Otra cosa que ama el cerebro es descansar. Cuando duermes la siesta se eleva mucho la serotonina. Eso lo han comprobado los orientales y en las empresas les han hecho unos cubículos para echar breves siestas. Sube la serotonina, y estás de nuevo a tope.

Cuando se sobrepasan las capacidades del CPF, este se apaga y entramos en el terreno límbico. Si te cansas, te distraes, bajas la guardia y te equivocas, y llegas al final del día con mil cosas que quedaron en el camino y esto genera frustración e inconformismo. Es tu cerebro el que cansa a tu cuerpo físico.

 

MECANISMO AMENAZA – RECOMPENSA

Hay cosas que tú no haces porque piensas que no puedes y porque tu cerebro lo ve como una amenaza. Hablar en público, que dice tu cerebro límbico: Amenaza, me voy a equivocar. Preparar una clase: Amenaza, voy a tener que trabajar. ¿Qué hace el cerebro límbico? El cerebro límbico, todo lo que ve una amenaza, lo combate. Uy, tengo que hablar con esta persona, le tengo que decir que no venga más, lo tengo que despedir …. Y tu cerebro límbico que hace: da vueltas, busca excusas, uy, hoy no, se me hizo tarde, mañana …. ¿Por qué? Porque es una amenaza. Es una situación que no puede controlar, que no quiere controlar, entonces, ¿qué hace? Se aparta de eso.

Pero hay otras cosas que nos producen pacer y las tomamos como una recompensa: descansar: “me voy a olvidar de todo y voy a ver una película, voy a ver el móvil a ver que me cuentan”. Los mecanismos que tiene el cerebro límbico; entonces, el cerebro límbico descansa: voy a ver que me han mandado, puede ser algo lindo; voy a ver el Facebook, a ver que comentaron. Por eso que mucha gente se hace adicta al Facebook, porque hay situaciones que no quiere enfrentar, que son una amenaza, y ¿a dónde van? A donde son felices, a donde el cerebro es feliz. Ellos no se dan cuenta de eso, pero los condiciona tremendamente.

Todo aquello que digamos a alguien, y que él o ella no quiera escuchar, es una amenaza que pondrá en guardia al CL para no tener que cambiar.

Otras cosas que son recompensa, lo que nos gusta, “vamos de tapas, vamos de viaje, descansemos, hagamos fin de semana largo”.

Hay personas que viven todo como una amenaza: “que me va hacer, que me va a cobrar, que me van a decir”, porque es su estructura, y ven la vida a través de ella, deformando la realidad.

El mecanismo tiende al equilibrio entre amenaza /recompensa a través de la distracción y la evasión.  Ante un estímulo negativo me alejo y me evado: – “viene el jefe, seguro me pedirá algo”, “el maestro de cirugía me va a corregir delante de todos los colegas, no me ofrezco para hacer nada, ni pregunto”.

Por el contrario, si el estímulo es positivo el cerebro dice voy a ser feliz, me ha llegado un mail, corro a verlo, voy a ser feliz, y abre el correo y nada, abre otro correo y nada sigue abriendo cien correos y nada, pero el cerebro piensa que al 101 va a ser feliz, entonces sigue con los mails. Le has dado una vuelta completa a los canales haciendo zaping pero sigues con la esperanza de encontrar algo bueno que te agrade y te de placer. Igual con los whatsapp: el cerebro quiere ir, ama ir a ver, para distraerse y tener placer.

Entonces el CL, si no lo observamos, nos mantiene siempre en movimiento: un estímulo negativo me alejo de eso, algo positivo me acerco, – “unas patatas a lo pobre, tengo hambre me acerco, la factura de la luz, ya la veré, me alejo”. Así está todo el día, me acerco me alejo, me acerco me alejo, todo es estímulo de amenaza – recompensa.

Ahora ¿quien determina si ese estímulo es una amenaza o un premio? El CPF a través de los arquetipos; porque en realidad lo mejor que te puede pasar es que tu “maestro de cirugía te corrija”, “que tus allegados te digan la verdad y lo que más te conviene” aunque no te guste. La Observación y la Conciencia transforman todo en una recompensa eliminando las amenazas. Pero el cerebro no quiere reconocer que se equivoca, porque eso sería aceptar que hay que cambiar y eso le insumiría mucho gasto de energía. O sea que:

“Tu cerebro sostiene tu ego y te mantiene ignorante, la mente te impele a reconocer falencias, sin juicios, pedir ayuda y mejorar”

 

EJE SEROTONINA – MELATONINA

Estas dos hormonas representan la mayor parte de la química del sistema límbico profundo.

La Serotonina regula positivamente:

  1. Estado de ánimo y el comportamiento social
  2. El apetito y la digestión
  3. El sueño
  4. La memoria
  5. Deseo y desempeño sexual.

Nos hace personas activas y vitales, mientras que la melatonina es todo lo contrario: nos induce a dormir, a no querer mejorar, a no tomar iniciativas. Por eso se dice que hay personas que están “dormidas o aletargadas”. Una siesta corta aumenta la serotonina, pero un sueño prolongado genera más secreción de melatonina y así “cuanto más duermes, más quieres dormir y más sueno tienes”. Este no es un sueño reparador, sino un sueño que te inactiva y te inmoviliza. Cuando se dice. “estás en el limbo”, justamente se hace referencia a una persona dormida, estática, inactiva debido a una secreción de base melatónica, que deprime el metabolismo. Son personas que se acomodan dentro de la zona de confort y no salen de allí.

 

ESTADOS DE ÁNIMO

Pensamos que los estados de ánimo se desarrollan solos y no hay forma de controlarlos, pero en realidad esto solo es así cuando estamos inconscientes de nuestros procesos mentales/emocionales.

Cómo hemos visto, cuando el CPF supera su capacidad de trabajo, genera estrés y se desconecta. Si eso sucede la actividad pasa al CL y corremos el riesgo de ahogarnos en el mar de la emoción: el desánimo, la ira, la tristeza o la euforia.

Dijimos que el córtex es el cerebro más nuevo, pero el menos eficiente y muchas veces si lo apagamos, nos cuesta que vuelva a arrancar. ¿Cuál es el truco? Apagar solo el CPF y encender otras áreas del córtex que podemos denominar “córtex lúdico” que está compuesto por:

 

  1. Córtex Motor.
  2. Córtex Visual.
  3. Córtex Auditivo.
  4. Córtex Gustativo.
  5. Córtex Olfatorio.

El Córtex Motor se activa caminando, dando un paseo o haciendo deporte o yoga, estimula zonas de secreción de serotonina por lo que se neutraliza la adrenalina y el cortisol y reduce el estrés. Si ves a un miembro del equipo estresado le dices: “deja inmediatamente todo lo que estás haciendo y te vas a dar una vuelta a la manzana, al banco o a la farmacia”. Volverá renovado, porque se activará el córtex motor y el CPF descansará. Es como cuando los motores de los coches modernos se detienen en un semáforo, para ahorrar energía.

El Córtex Visual se activa cuando vemos una película o nos dedicamos a observar paisajes o hacer fotos. Todo esto relaja. Es la vía de acción de la Cromoterapia.

El Córtex Auditivo se usa cuando escuchamos música, sobre todo música armónica. Es la vía utilizada por la musicoterapia.

El Córtex Gustativo al disfrutar de una infusión, una cerveza, una rica comida, por ello la pausa del café es tan saludable.

El Córtex Olfativo se activa con los aromas y si son agradables neutralizan el estrés. La Aromaterapia actúa a este nivel.

 

AUTO REGULACIÓN DE LA QUÍMICA CEREBRAL

Los neurotransmisores y neurohormonas se pueden regular naturalmente con hábitos sencillos.

Eje Dopamina/Adrenalina: producen estrés o depresión por exceso o falta.

 

  • La Dopamina: se regula cuando contamos nuestros proyectos y a través del humor. Si vemos a algún compañero estresado podemos preguntarle: -“¿qué piensas hacer el fin de semana? Al contar sus planes de disfrute subirá la dopamina que regula el exceso de adrenalina y cortisol cambiando el estrés en eustrés. Hacer bromas en momentos adecuados, suele relajar el clima y cambiar la química cerebral en positivo.
  • La Adrenalina, Noradrenalina y cortisol: se regula cuando nos planteamos objetivos reales, nos ponemos metas alcanzables y generamos nuevas motivaciones. Si son excesivas e inalcanzables nos generará estrés.

 

Eje Serotonina/Melatonina: influyen en el descanso y la alimentación.

  • La Serotonina: se activa con el ocio, el esparcimiento, el deporte, viajar y descansar adecuadamente.
  • La Melatonina: se regula con una vida disciplinada y centrándose en el presente.

Por otra parte, la Dopamina, de la vía cortical y la Serotonina de la vía límbica se activan en el Sistema de Recompensa que busca el Cerebro para distraerse. La Dopamina (placer) y la Serotonina (descanso).

 

FISIOLOGÍA DE LAS TERAPIAS COMPLEMENTARIAS

Las terapias Complementarias reciben su nombre del hecho de que, si bien no reemplazan a las técnicas médicas convencionales, las complementan, regulando estados de ánimo, reduciendo el estrés y haciendo que el paciente esté más predispuesto al proceso de curación.

Su mecanismo de acción obedece a la secreción de hormonas por la hipófisis, tálamo e hipotálamo, por estímulos como la música, aromas y colores adecuados.

La Musicoterapia, Aromaterapia y Cromoterapia, son excelentes herramientas que nos ayudan a controlar el estrés y los estados de ánimo.

Un ejemplo de cada una:

  • Aromaterapia: es muy conveniente evitar aromas como el del tabaco o comida en el hogar. En su lugar podemos aromatizar las estancias con aroma a Vainilla. La ciencia ha descubierto que este aroma natural es el más parecido a la leche materna que actúa inconscientemente otorgando una sensación de protección y calidez.

 

  • Musicoterapia: la música es vibración y como tal tiene la particularidad de activar y equilibrar las distintas partes del cerebro y sus ondas neurales. Así la música del período Clásico, en especial la de Mozart, es de una matemática perfecta en sus formas y por ello se centra en la mente concreta y racional haciendo que la actividad límbica y la emoción descontrolada se equilibren. Por el contrario, si una persona es fría y mental y le cuesta abrirse, lo ideal es que escuche música del período Romántico en el que compositores como Beethoven, Chopin, Schubert, plasmaron las emociones en la música. Esta acción se centrará en el cerebro límbico induciendo a la persona a un clima emotivo controlado y deseable para enfrentar cada situación.

 

  • Cromoterapia: los colores fríos, como el violeta claro y el azul celeste, tranquilizan y relajan y pueden usarse para salas de recuperación o relax, dormitorios y salas de estar. Los colores cálidos como el blanco, amarillo y naranja tenues, producen activación moderada del metabolismo y predisponen a tomar decisiones. Son adecuadas para salas de espera, dependencias administrativas y comedores. El rojo recuerda a la sangre y produce emociones y deseos fuertes y a menudo desequilibrados, entre ellos el de comer, por eso se usa en tantos restaurantes. Evitar el rojo en las consultas y en la decoración del hogar, es una buena medida. Los colores muy oscuros como el marrón y el negro estimulan a la melatonina que es un depresor del metabolismo basal.

 

Todos estos factores, el estudio y observación de la dinámica emocional y mental, el clima positivo que podamos generar en la familia, el grupo y el equipo de trabajo; la música, los aromas y los colores; harán un todo cuyo resultado final será el éxito y la satisfacción de todos.

Blog

Últimas noticias

Yosoyo
Tomando en cuenta la frase de Friedrich Nietzche “Todo lo decisivo surge a pesar de”, podríamos completarla con … surge a pesar de “que hacemos planes para el pasado” ¿Y esto que quiere decir? El
Yosoyo
Las grandes obras literarias de la historia de la humanidad tienen muchas lecturas y su simbolismo interno cobra protagonismo con el paso de los años, como la natural sedimentación de las ideas
Yosoyo
RELACIÓN ENTRE METAFÍSICA Y NEUROCIENCIA Podemos abordar una definición coloquial de la Metafísica: “La metafísica en una enseñanza práctica que resuelve dificultades y hace a la gente feliz”,